Cap2: Il fine giustifica i mezzi

043302fd40fc6a3c3f60b95663efd7ae

Muchos pensamientos daban vuelta por la cabeza de Lucrezia, sabía cuál era su deber, pero romper el corazón de su prima no era algo que fuese placentero. Se paró frente a la habitación de Giugliana como había hecho cientos de veces desde que era pequeña, tomó aire profundamente y organizó sus ideas antes de golpear a la puerta.

-Avanti –Se escuchó del otro lado de la puerta.

-Buongiorno Gigi –Dijo entrando en la habitación y cerrando la puerta

Al ver que se trataba de su prima Giugliana se quitó el velo oscuro que le cubría el rosto

-Buongiorno Luci, no quiero desayunar, le dije a Rafaella que le diga a padre que estaría en mi habitación hasta el almuerzo, debo hacer unas lecturas…

-Hace mucho que se fue? –pregunto Lucrezia cortando las palabras de su prima a la mitad

La mirada de Giugliana cambio como si la hubiesen encontrado en medio de una travesura

-Lo sabes? –dijo mientras se levantaba de la silla donde se encontraba y se acercaba a su prima

-Espero que Enrico sea mejor amante que ladrón, si no me hubiese encargado de los guardias dudo que llegase a la mansión, por lo menos no sin lastimar a alguno de nuestros hombres

-Enrico es incapaz de lastimar…

-Es un Villanova –dijo Lucrezia cortante

-Él no es como su tío, si tan solo lo conocieras como yo Luci –el recuerdo de lo sucedido durante la noche volvió a la cabeza de Giugliana y sus mejillas se sonrojaron, tomo las manos de su prima entre las suyas –Él no es Giovanni.

Lucrezia tuvo que hacer algo que no creyó que iba a hacer nunca, no delante de su prima, la única persona que realmente consideraba que podía decirle todo, pero era necesario. Dejo de ser ella para mostrar el rostro impasible ese que mostraba a todo el mundo.

-Tienes suerte prima que el uniforme de sorte te cubra casi completamente, tu Enrico te marco

-Que, como? Dónde? –Dijo soltando las manos de Lucrezia y parándose frente al espejo que tenía en su cuarto.

Lucrezia se paró detrás suyo, siempre había sido un poco más alta que su prima, puso su mano en el brazo izquierdo de Giugliana y lo subió hasta el punto donde el cuello y se une con la nuca

-Aquí, pero me preocupan más las marcas que no puedo ver

El rostro de la sorte se puso completamente colorado

Lucrezia sonrió

-No prima, cualquier cosa que le haya hecho a tu cuerpo, sanará con el tiempo. Me preocupa más lo que le está haciendo a tu corazón.

-Lo amo Luci –Dijo girándose para ver a su prima.

-El amor es otro juego más Gigi, todo lo que prometen los amantes a la luz de la luna se olvida antes de que salga el sol

-Si no quieres que estemos juntos por que lo ayudaste a llegar a mi habitación –Preguntó alejándose de su prima

-Porque eres tan obstinada como yo, si no se podían ver es probable que cometieras una locura. Además es más fácil olvidar lo que se tuvo que lo que jamás se consiguió.

-Le dije a Enrico que iba a partir hacia Eisen para casarme, que si el realmente me quería que hablara con padre y pidiera mi mano –La voz de Giugliana era una mezcla de excitación y temor por la confesión.

Nuevamente respiro profundamente antes de hablar

-Gigi te quiero como a una hermana, eres familia que es el lazo más importante que puede existir, pero para alguien que puede leer el destino de las personas, realmente acabas de complicar nuestro futuro

-Por qué dices eso?

-Hace una semana me informaron que un grupo de Eisenos se dirigen hacia aquí, vienen a escoltarnos. Eso confirma a todos los príncipes el secreto de tu matrimonio y lo que significa para la familia recibir el apoyo de un Eisenfurst. Si las intenciones de Enrico fuesen el matrimonio entraría por la puerta y no por tu ventana prima, Podrás decir que no es igual que la bestia de Giovanni, pero está nublando tu juicio para evitar que te cases.

-No es cierto el realmente me quiere –los ojos de Giugliana se volvieron vidriosos

-Gigi no sabes cuánto lamento tener que mostrarte esto –Llevó su mano dentro de los pliegues del corsé y extrajo un papel

Tío, el matrimonio fue pactado. Parten a la brevedad hacia Eisen. Espero instrucciones. E.V.

-Qué es esto? –Dijo Giugliana leyendo el papel

-Luego de salir de acá Enrico mandó una paloma…

Giugliana no pudo contener más las lágrimas y comenzó a llorar, Lucrezia la abrazo tan fuerte como pudo, le partía el alma, sentir como su prima perdía la inocencia del primer amor, saber que su corazón roto demoraría mucho en sanar. Pero había demasiado en juego y como escribió Scarovese, el fin justifica los medios.

En este Capítulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: