Cap7: No one expects…

e4ab5324791f0184a9f904118eb8012d.jpg

La cabeza de Carmen daba vueltas, no recordaba lo que había sucedido ni  cuando tiempo había estado inconsciente. Sintió su cuerpo frío y húmedo, se obligó a hacer la fuerza necesaria para abrir los ojos.

Se encontraba en una especie de rio subterráneo aunque no natural y el agua le llegaba a cubrir casi dos palmos por encima de su cintura, toda su ropa se encontraba empapada. Quiso incorporarse para salir de aquel frio lugar pero noto sus muñecas apretadas por cadenas.

-No hagas esfuerzos pequeña –escucho una suave voz que venía de detrás de ella –Las cadenas cortan si haces mucha fuerza, y ninguno de estos demonios va a ayudarte, preferirían verte desangrar hasta morir.

Carmen se giro lo que las cadenas le permitieron, sin hacerle daño, para poder ver mejor a la mujer que le estaba hablando.

La mujer no tenía más de cincuenta años, aunque no había perdido su belleza con el pasar de estos, aunque se encontraba visiblemente golpeada en el rostro  con cortes  por todo el resto de su cuerpo que parecía estar completamente desnudo.

Su rostro, había visto antes ese rostro. Ella era la mujer que combatía contra los inquisidores la que quiso ayudar, una maga del fuego adentro. Pero que paso, cuando quiso ayudarla sintió un golpe seco, mientras manipulaba las llamas y todo se oscureció.

-Dónde estoy? Quien eres? –pregunto Carmen

-En el infierno o ahí va Castilla, esta castilla de la inquisición y de Verdugo –dijo la mujer con una mezcla de rabia e impotencia – Perdona niña me han quitado todo, mi familia, mi amor, mi vida, no debo perder mis modales también… Soy Eva María Callegos de Torres.

-Eres una hechicera, tiene el fuego adentro? –volvió a preguntar la joven

-Si, al igual que tu, llevo el fuego de mis ancestros en la sangre…

-Como lo sabes? Se me nota? –pregunto Carmen asustada

La mujer sonrió casi de forma maternal al notar la inocencia de la niña

-No pequeña nadie puede saber lo que eres a menos que te vean usando tus dotes –le respondió Eva

-Entonces como lo sabes?

-Por que solo los hechiceros recibimos el tratamiento especial de los hombres de dios –respondió haciendo notar el agua donde se encontraban –Si no estaríamos con ellos –dijo mientras giraba su cara hacia el otro lado de la estancia.

Para terror de Carmen pudo ver varios cuerpos colgados de la pared, clavados a ella, hombre sy mujeres por igual, con apenas retazos de ropa para cubrir su dignidad. Cuerpos en donde se distinguían los estragos de la desnutrición y la tortura desmedida. Por la poca luz en el lugar no se podía saber si aun estaban vivos o ya habían encontrado la paz del final.

Unas lágrimas humedecieron los ojos de Carmen, como era posible que nadie hiciera algo ante semejante injusticia, como la iglesia lo podía permitir.

-Por que hacen esto –balbuceo al fin

-Por que temen lo que no conocen o por que son todos unos sádicos fanáticos, escoge la que prefieras, qué importancia tiene, lo hacen –respondió Eva en un tono seco.

-Pero yo no le hice mal a nadie

-Eso poco importa para ellos, no podes negar tu legado pequeña, nunca te avergüences de el…

Se escucho un agudo chillido de una pesada puerta al abrirse y luego varios pasos. Carmen no pudo decir de donde provenían hasta que vio aparecer por el costado opuesto a adonde ellas se encontraban a seis caballeros inquisidores con sus macaras puestas escoltando a un hombre no mayor de cuarenta años de aspecto formal que mantenía el ceño fruncido todo el tiempo.

-Bruja ha llegado la hora de pagar tus pecados, los hombres que mataste al fin tendrán su venganza –se dibujo una leve sonrisa al decir esto último, que apenas duro un instante.

-Yo no mate a nadie –grito Eva –me defendía de tus hombres, ellos querían matarme.

-Di lo que quieras Bruja –respondió el hombre mientras indicaba a dos de su hombres que liberaran a la mujer mayor del rio falso.

-No, no se la lleven –atino a decir Carmen.

-Ya va a llegar tu hora bruja –le respondió el hombre al pedido de la joven. –Ella ya está muerta y si no obedeces y te quedas callada la seguirás muy pronto.

-Ya está Carmen mi final está llegando, has que el tuyo sea espectacular, no mueras en este sucio calabozo.

-No, no lo hare –Respondió Carmen con lágrimas en sus ojos, justo en ese instante se dio cuenta que no le había dicho su nombre a Eva –Como sabes mi nombre? –pregunto mientras Eva era sacada del agua por los dos inquisidores.

Los ojos de Eva fueron hacia su pecho y ella llevo sus manos inconscientemente hacia el lugar que la mujer estaba observando encontrando el guardapelo, donde estaban las imágenes de sus padres abierto. Mira nuevamente hacia Eva, viendo como era arrastrada por los caballeros inquisidores.

Eva la observo con una media sonrisa, que luego se cerró para hacer silencio y nada más.

 

Un día después de que se llevaran a Eva la puerta se volvió a abrir pero esta vez fueron menos la cantidad de pasos que escucho, Carmen giro su rostro para ver quienes aparecían, durante este tiempo había intentado encender fuego pero desde el lugar donde se encontraba le dolía demasiado y no podía concentrarse.

Un inquisidor apareció un día o quizá una noche, para Carmen ya el tiempo no significaba nada, podía haber pasado días sin saber nada.

-Llegó tu día Bruja –Dijo el hombre

-Voy a morir? –Pregunto Carme

-Vamos a realizar un viaje

-Adonde me vas a llevar? –Volvió a preguntar Carmen temerosa

-Eso no te interesa –dijo el hombre y la golpeó con la culata de su mosquete para dejarla inconsciente

En este Capítulo

3c8cfca4-d255-459f-baa1-31a960559a6a
Maria del Carmen Torres -PJ-

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: