Cap15: The Castillian Inquisition

Capitan-Alatriste-1

-Capitán, disculpe, Capitán… -fue lo primero que escucho Shay entre dormido y despierto.

-Que pasa? -Respondió al hombre que lo había despertado

-Capitán, Matthias lo llama a cubierta, hay unos hombres, inquisidores que están en la playa.

-Ve a avisarle a Perla -Dijo Shay se ponía las botas y verificaba que las pistolas en su bandolera estuviesen listas para la acción.

-Capitan, Soy el monseñor , nuestro barco naufrago y ordeno que nos lleve a Castilla.

-Monseñor, veo que no sabe mucho de barcos, en la situación que se encuentra el Albatros no podemos llevarnos ni a nosotros mismos a Castilla.

-Cargo dos criminales, debo llevarlas a ciudad Vaticano, lo mas pronto posible

-Que crimen cometieron? -Consulto Shay

-Eso no es de su incumbencia -Grito el monseñor

Matthias fue el primero en entender que eso que dijo el inquisidor no fue buena señal y preparo el fuego de los cañones

-En el nombre de la hermandad de la costa les ordeno soltar a las mujeres y deponer sus armas -Dijo Shay a los inquisidores

-Piratas!! Disparen!!! -Grito el monseñor

El grupo de inquisidores actuo mas rapido disparando primero contra los hombres del Albatros, pero los piratas tenian la altura y la cobertura del barco a su favor, evitando que el plomo los alcanzara.

Shay y Matthias respondieron al grupo de inquisidores, Shay lastimando al monseñor con su pistola, pero Matthias menos sutil disparo con uno de sus cañones de 12 libras. No apunto a nadie en particular sino al suelo al centro del grupo elevándolos a todos varios centímetros por sobre el nivel de la arena.

Varios inquisidores sintieron el golpe quedando inconscientes en el suelo y los que no demasiado débiles para tomar nuevamente alguna posición de combate.

Perla aprovecho el estado de los inquisidores y se bajo del barco, con la intención de acortar la distancia entre los castellanos y ella.

Monseñor al verse superado en numero y en armas comenzó a correr para alejarse de la escena. Pero perla que ya se había bajando del barco lo persiguió, El inquisidor se dio vuelta a tiempo para tomar por sorpresa a Perla y acertó con su espada. La eisena se recompuso del golpe y contesto con su panzerhand dejando inconsciente al castellano.

 

En este Capítulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: