La Promesa

7th_sea__castille_magic_by_tanzenkat-dbcpodh.jpg

Historia

La historia de los Vagos tiene un comienzo simple, como la mayoría de las historias. Tiene sus cimientos en una vida de amistad y una promesa echa entre dos hombres honorables atrapados en circunstancias mas allá de su control.

La promesa

En el año 1663, el Viejo rey de castilla Sandoval cayo enfermo por una misteriosa enfermedad. Su hijo mayor, el príncipe Javier, tuvo que abandonar su posición como almirante de la armada castellana para acatar su obligación de gobernar la nación. El príncipe resulta ser un excelente gobernante incluso los escépticos en la corte encontraron que sus edictos era razonables y justos. El consejo comenzó a hacer planes para que Javier ascienda formalmente al trono. Bajo su liderazgo, decían la nación encontraría nuevos niveles de paz y prosperidad

Sin embargo, la inquisición temía que un rey fuerte debilitaría el poder de la iglesia sobre los castellanos. No había duda se necesitaba encontrar una forma de quitarlo del medio, pero no se podía actuar abiertamente. El Cardenal Verdugo confiaba en que tenia suficiente influencia sobre el pueblo para enjuiciarlo como hereje, pero las repercusiones por semejante acción eran potencialmente devastadoras. Javier es listo, fiero y popular entre la gente. Tiene conexión política con el Hierofante y no tiene miedo de usarla, si lo necesita. Enfrentarlo directamente podía devastar la nación, y darle a los enemigos de Castilla la oportunidad de destruirla. Verdugo tenia que encontrar una manera de volcar la balanza de poder de nuevo hacia su lado si perder su habilidad de lucir completamente inocente.

El príncipe Javier no era inconsciente sobre la precaria situación política en Castilla. Aunque fingía confiar en el cardenal Verdugo, el sabia el verdadero hombre que era, un rígido ultra fanático enfocado intensamente en un plan de absoluta opresión. Desde que su padre cayo enfermo Javier se mantuvo alerta, siempre listo para defenderse de algún ataque. Pero después de unos meses la tensión comenzaba a debilitarlo. Tarde una noche llamo a su más cercano consejero y querido amigo, Don Andrés Bejarano de Aldana, y le sugirió que recen juntos.

Los dos hombres se arrodillaron delante el pequeño altar en las cámaras privadas del príncipe, Javier comenzó a susurrar sobre sus miedos, por su vida, por su joven hermano y por Castilla. Le recordó a Andrés sobre la promesa que hicieron en la escuela – Un compromiso de fraternidad y hermandad que juraron mantener hasta la muerte – Ahora Javier le dijo que debería convertirse en una promesa secreta, Si algo le pasaba a el, Don Andrés tendría que proteger el joven príncipe Salvador y al pueblo de Castilla. Andrés se ofreció para permanecer junto a el como su guardaespaldas, pero Javier negó con la cabeza. No podía correr el riesgo de que los dos mueran. Con lagrimas en los ojos, Andrés hizo el voto de hacer lo que Javier le había pedido

Los dos hombres se abrazaron la que seria la ultima vez entonces Don Andrés se deslizo afuera de la cámara a través de un corredor secreto para llegar a salvo a su cuarto.

Unas noches después, cuando Don Andrés regresa para atender a la coronación del príncipe encontró sus habitaciones vacías. Su cama no mostraba rastros de que alguien hubiese dormido y sus ropas de viajes no estaban, pero nadie lo vio partir ni había señal alguna de pelea. El príncipe había desaparecido sin dejar rastro, Una búsqueda fue conducida pero no se encontró ninguna pista sobre el paradero de Javier, Don Andrés supo que el peor miedo de su amigo se hizo realidad. Llego el momento de cumplir su promesa.

A %d blogueros les gusta esto: